Atención telefónica
+34 910 585 585

Administración de fincas: qué hace y qué no hace

A un administrador de fincas se le conoce, de forma general, por ser un profesional que se encarga de las gestiones relacionadas con los asuntos financieros, legales y técnicos para asegurar el buen mantenimiento de una comunidad de vecinos.

Normalmente, se realiza su contratación para que siga una series de tareas puramente administrativas. Sin embargo, estos también pueden ofrecerte otra clase de servicios para que tu edificio se encuentre cubierto desde todos los ámbitos posibles. 

Si quieres enterarte de todo lo que puede hacer tu administrador de fincas por ti, estate atento y no te pierdas los detalles:

Mucho más que un administrador de fincas

Estamos acostumbrados a que el gestor de nuestro edificio se encargue de los trámites correspondientes a un secretario de comunidad: convocatoria de juntas, asistencia a las reuniones, redacción de las actas…etc

No obstante, también nos puede asistir en otro tipo de asuntos más allá de lo que conocemos. Te contamos los más interesantes:

Certificados de deudas

En caso de que quieras vender tu piso, necesitarás poner en orden toda tu documentación de tu vivienda y comunidad. Por ello, debes tener en cuenta el certificado de deuda. Sin él, no podrás realizar la transacción, ya que su entrega es obligatoria durante la firma de escritura pública de compraventa

El administrador de fincas te ofrecerá  la emisión de este documento de forma rápida y eficaz. De tal forma, que no tendrás ningún problema para poder realizar la venta del inmueble.

Subvenciones

Asimismo, un gestor puede realizar una planificación  para las subvenciones y la financiación de las obras dentro del edificio.

Si tú y tus vecinos consideráis que el edificio se encuentra en mal estado o necesitáis ayuda para acondicionarlo por motivos de peso mayor (minusválidos, personas de la tercera edad…).  El administrador puede tramitar las diferentes subvenciones que proporcionan los organismos oficiales para estos casos.

De esta manera, tendréis acceso a una fuente financiera para que vuestra comunidad se encuentre en las mejores condiciones.

Coordinación del trabajo

Es posible que necesitéis contratar servicios para el cuidado de tu comunidad. Por ejemplo, personal de limpieza, seguridad, portero…etc

Por eso, su trabajo es contar con una red de contactos certificados para tener rápidas referencias al mejor coste. Coordinando también su contratación y seguimiento.

Proyecto de ahorro

Por otro lado, dentro de la contabilidad, puede hacer una gestión exhaustiva para darte las alternativas que supongan un mayor ahorro económico de forma segura.

Servicio integral a las comunidades de propietarios

Pero eso no es todo, estos profesionales no solo están para los procesos más técnicos o formales, también pueden ofrecerte otro tipo de soportes más cercanos, incluso, en situaciones de índole excepcional.

Algunos de los casos más curiosos son, entre otros, la sustracción de animales exóticos o peligrosos dentro del edificio (serpientes, tarántulas, búhos…)

También pueden ayudar dentro de las relaciones entre vecinos. Es por eso, que hacen de mediador para que los conflictos entre los propietarios se resuelvan con éxito.

Ofrecen material o formación para facilitar la seguridad de los habitantes en la comunidad. Uno de los casos más actuales, sería la emisión de guías para personas de riesgo ante el COVID-19, carteles de las normativas..etc

Administración de fincas y ocupación ilegal

Ante una situación de ocupas, el administrador de fincas, desgraciadamente, no tiene potestad para tomar acciones legales contra ellos.

Según el reglamento vigente, es siempre el propietario quien deberá presentar la denuncia ante la policía nacional o guardia civil.

Sin embargo,  el gestor puede servir de mediador  o encargarse de contactar con el titular de la vivienda para recordarle sus obligaciones y ayudar en el proceso. 

Un consejo de prevención

No obstante, por motivos de prevención, recomendamos tener instalado un sistema de seguridad con cámaras de vigilancia.

Si se demuestra que los ocupas se encuentran hace menos de 48 horas en el inmueble, se podrá proceder al desalojo sin necesidad de orden judicial. Las grabaciones es una de las pocas pruebas válidas para ello.

Busca un administrador colegiado

En caso de que tengas más dudas sobre la gestión de tu comunidad, no te preocupes. Siempre puedes delegar la responsabilidad en un administrador de fincas colegiado.

La importancia de escoger un servicio colegiado reside en las ventajas que se derivan a los profesionales adscritos al colegio de administradores de fincas. Como, por ejemplo, un seguro de responsabilidad civil o de caución.

De esta forma, tu comunidad estará cubierta de una mala práxis o actividad ilícita por parte de sus integrantes. Por lo que supone la mejor de las soluciones.