Atención telefónica
+34 910 585 585

¿Cómo alquilar mi casa de forma segura?

Actualmente cada vez más personas son las que eligen el alquiler de una vivienda por encima de la compra de un inmueble donde residir. Una situación que supone una gran oportunidad para los propietarios pero a la vez un riesgo.

Afortunadamente, la especialización del sector de los seguros y las agencias inmobiliarias pone a nuestro alcance muchos más medios que antes para prevenir la morosidad. A continuación, te explicamos cómo.

¿Cómo puedo saber la solvencia de un inquilino al alquilar mi casa?

Lo primero que debes saber es que lo mejor es ponerse siempre en las manos de una agencia inmobiliaria. De esta manera, podremos obtener una información más integral y segura sobre el equilibrio patrimonial. Esto es, la relación entre los ingresos y los gastos, asegurándonos de que los pagos del alquiler y suministros no superen el 35% de sus ingresos netos.

No obstante, en términos generales los documentos recomendables que pueden pedirse a la hora de alquilar una vivienda son el contrato de trabajo, las últimas nóminas o las declaraciones del IRPF. Estas últimas son menos comunes pero también bastante útiles para conocer los ingresos de nuestro posible inquilino.

¿Qué pasa si se trata de un autónomo?

En el caso de los autónomos es muy recomendable solicitar declaraciones fiscales, (últimas declaraciones trimestrales del IVA o del IRPF) para tener una mayor idea de cuál ha sido su facturación reciente.

Además, a través de una agencia inmobiliaria tendrás también la opción de consultar los registros de morosidad para descartar que no haya ninguna deuda pendiente.

¿Qué garantías puedo pedir al alquilar mi casa?

La más conocida es la fianza. Es decir, la entrega de una cantidad en metálico equivalente a una mensualidad de la renta para una vivienda. Sirve de garantía para el propietario en cuanto a posibles daños que el inquilino pudiera causar en la vivienda. Y deberá depositarse en el Registro Mercantil competente de la Comunidad Autónoma donde se resida para legalizar el contrato de alquiler.

Además, la ley actual permite pedir hasta dos mensualidades más como garantía adicional para cubrir posibles impago de arrendamiento, Por tanto, en total podremos pedir como adelante a nuestro arrendatario hasta tres mensualidades.

También existen otra serie de medidas como exigir al inquilino que tenga un avalista ante los pagos, que firme el contrato con su pareja de manera solidaria o contratar un seguro de impago de alquiler.

Desalojo del inquilino en caso de impago

De forma general, ante un caso de impago, el propietario deberá responder con un requerimiento de pago a través de un burofax o vía notarial. Esto es una carta al deudor que le exige el abono de sus deudas.

Si no recibimos noticias de intención de pago, podremos iniciar el proceso judicial para la celebración de un juicio express y así efectuar el desahuicio del moroso. Pudiendo durar desde unos meses hasta más de un año para su desalojo final.

Es muy importante remarcar que si al momento de la realización del juicio, tras el plazo de 10 días el inquilino salda sus deudas, podrá quedarse en la vivienda. Sin embargo, la segunda vez que llegue a los tribunales su desalojo será obligatorio.

El seguro de impago de alquiler

Una de las soluciones más fiables para cubrirse las espaldas en caso de que el inquilino no pague, son los seguros de impago de alquiler. Su finalidad es básicamente asegurar el cobro de las rentas si el arrendatario deja de pagar.

El seguro de impago de alquiler lo contrata el arrendador, quien en muchos casos llega a un acuerdo de pago de la prima con el arrendatario.

¿Qué cubre su póliza?

La mayoría de estos seguros cubren mucho más que solo el pago del arrendamiento. Algunas de sus coberturas son:

Cerrajeros y cerraduras en caso de desahucio.

Actos vandálicos. Si arrendar tu piso te conlleva en algún momento desperfectos a causa de acciones vandálicas.

Defensa jurídica. Tus intereses como propietario también estarán asegurados por profesionales.

Hay que tener en cuenta que el motivo más interesante para contratarlo es que antes de emitir la póliza, el profesional de seguros o la correduría emiten un informe de solvencia. De esta manera, tendremos la seguridad de que la transacción es viable desde un principio.

No corras ningún riesgo

En estos casos lo mejor es no jugársela. Si necesitas ayuda para la contratación del seguro de impago de alquiler nuestra correduría de confianza puede ayudarte. Eurobroker Advisors cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector residencial. Te garantizará siempre el mejor precio sin renunciar a unas buenas coberturas. Llámales sin compromiso al 910 077 665.

También tenemos un colaborador dentro del sector inmobiliario que te ayudará a encontrar al mejor comprador o inquilino en caso de que quieras sacar rédito a tu vivienda o el mejor hogar si estás buscando una nueva vivienda. Inmonamas opera en todo el territorio nacional y además ofrece muchas soluciones residenciales que te pueden ser de gran ayuda. Están disponibles las 24 horas en el 911 930 600.

No olvides que puedes contactar con ellos sin compromisos y con la tranquilidad de estar entre los mejores profesionales para que toda el proceso de alquiler sea lo más beneficioso y seguro posible.