Atención telefónica
+34 910 585 585

¿Qué obligaciones tributarias tienen las comunidades?

Una comunidad de propietarios es a efectos de hacienda una entidad en régimen de atribución de ventas, por lo que puede tener obligaciones tributarias como beneficios por alquiler o venta de zonas comunes (en el caso de porterías arrendadas o vendidas) y también obligación de pago de rendimientos profesionales si tiene algún trabajador contratado.

¿Cómo saber si mi comunidad tiene obligaciones de pago o derechos de cobro? Además de los casos expuestos anteriormente, si la comunidad tiene publicidad en zonas como la fachada o la azotea y dispone de antenas telefónicas en régimen de arrendamiento (la empresa paga por tener la antena en la comunidad) también deberá liquidar el IVA correspondiente porque hacienda lo considera una actividad empresarial.

Más del 20% de las comunidades, incurren en alguna infracción por estar mal administradas.

Otros casos en los que la comunidad tiene obligaciones tributarios son: cuando ha recibido una subvención ( por ejemplo, para instalar un ascensor) y cuando haya tenido operaciones con terceros que superen los 3.005,06 € (se debe presentar el modelo 347). Muchas comunidades desconocen esta obligación implantada hace ya 5 años (desde 2014 es obligatorio rellenar este modelo) y pueden enfrentarse al pago de sanciones administrativas de altas cifras.

Además de los supuestos en los que la comunidad tiene la obligación de tributar a hacienda, también es obligatorio el uso del certificado digital (también conocido como firma electrónica) el cual es un buzón virtual en el que los organismos públicos envían las notificaciones importantes, Este servicio debe darse de alta en hacienda y ser puntualmente controlado por la persona que lleve la gestión de la comunidad pudiendo acarrear grandes problemas de no ser así.

¿Cómo solucionar estos temas? La mejor solución para todos estos asuntos, es tener un buen administrador en la comunidad, un profesional que tenga el respaldo de una gran empresa que vaya a hacerse cargo y ofrecer responsabilidades en caso de incumplimiento de obligaciones.

Muchas veces, miramos únicamente el precio de una administración de fincas y ahorrarnos un par de euros al mes, puede suponer un gran desembolso el día de mañana. Busca un administrador de fincas eficiente, no tiene porqué ser el más caro, pero tampoco debes elegirlo solo por precio.