Atención telefónica
+34 910 585 585

Cómo afecta el nuevo decreto a las comunidades

Desde hace ya 19 días nos encontramos en situación de confinamiento, este estado excepcional nos asaltan muchas dudas sobre las restricciones y cómo afectaran estas a las comunidades de propietarios.

Como todos sabemos, se decretó un primer estado de confinamiento que restringía los desplazamientos a los indispensables para acudir al trabajo en los casos en los que se continuara trabajando desde otro emplazamiento distinto al hogar, compra de bienes de primera necesidad y productos de farmacia.

No obstante, debido a los números y al crecimiento en los contagios el pasado lunes 28 de marzo el gobierno decidió restringir y regular aún más estos desplazamientos ordenando el cierre de los negocios y actividades comerciales no esenciales a través de una orden ministerial.

Como a nivel generalizado la borrosidad de los límites entre actividades esenciales y no esenciales no ha quedado particularmente definidas sobre todo en relación a lo que puede inferir en el funcionamiento de las comunidades de propietarios.

¿Cómo afectará esto a mi comunidad?

Según los Colegio de Administradores de fincas de Madrid, se entiende que las siguientes actividades realizadas en comunidades de propietarios podrán continuar realizandose:

  1. Servicios de mantenimiento: Servicios de portería, conserjería, vigilancia de instalaciones comunes, limpieza de las mismas y recogida de basuras. Con lo cual, se mantendrán los servicios de extracción de cubos de basura, limpieza de las zonas comunes y servicios que sean indispensables para garantizar la salud pública.
  2. Los servicios de vigilancia nocturna. 
  3. Los servicios de desinfección. Por lo que, se pueden contratar tratamientos para la desinfección de comunidades como medida preventiva contra la expansión de Coronavirus COVID-19.

Todo ello, teniendo en cuenta que debe reducirse el horario de estos trabajadores al mínimo imprescindible para realizar estas tareas en relación con las necesidades de la comunidad de propietarios. No todas las comunidades son iguales, y en cada caso, habrá que apostar siempre por el mínimo de horas imprescindible para garantizar la seguridad y salubridad del edificio.

¿Qué pasa si tengo una avería en casa?

En relación a las incidencias y reparaciones que puedan surgir, se continuarán realizando las indispensables para mantener los suministros básicos. Por ejemplo: reparaciones que afecten a sistemas de calefacción, fontanería, electricidad, cerrajería urgente, pocería, ascensores, cristaleros así como puertas de garajes y barreras automáticas que puedan limitar el acceso a la comunidad.

Es muy importante, no confundir estos supuestos urgentes con las actuaciones periódicas de mantenimiento como son las revisiones mensuales de ascensores y salas de calderas así como otros mantenimientos.

Obras en casa ¿Qué pasa con este tema?

Las obras en viviendas particulares quedan suspendidas, a no ser que la obra sea para reparar una avería considerada urgente, como puede ser por ejemplo la rotura de una tubería. De igual manera, las obras en zonas comunes quedan también paralizadas a no ser que sean obras de las cuales dependan suministros básicos o hagan el edificio inhabitable o inseguro.

En cuanto a la adecuación de antenas para la adaptación del segundo dividendo digital, también quedan suspendidas, habiendo aplazado el plazo de la desconexión 3 meses a contar desde el 1 de abril para garantizar que ningún hogar se queda sin televisión durante la cuarentena.

Otros sectores que no afectan a las comunidades de propietarios

Si tienes dudas en relación a otros sectores que no estén directamente relacionados con el día a día de una comunidad de propietarios, no te preocupes te resumimos a groso modo cómo va a afectar este cierre de actividades no esenciales. 

¿Puedo seguir haciendo pedidos por internet?

Esta es una pregunta estrella, y la respuesta es a la vez si y no. Explicamos más detenidamente por qué. Los comercios que hagan ventas online de productos no esenciales podrán continuar vendiendo aquellos productos que tengan todavía en Stock pero no producir nuevos materiales para la venta. Lo que significa que si has hecho una compra online a pocos días antes de que se haya puesto en vigor la orden, recibirás tu pedido. 

Sin embargo, a partir de ahora solo podrás comprar bienes indispensables que todavía estén en stock en el comercio que elijas.

Los bienes indispensables, como por ejemplo la comida no tiene limitación ninguna pero muchos supermercados se han visto obligados a regular sus pedidos online e incluso, en muchos casos cerrar este canal de venta o destinarlo solo a personas con riesgo (personas mayores, mujeres embarazadas) por lo que, si no perteneces a estos grupos y dispones de medios de protección para ir a la tienda física, deberás hacer la compra presencial.

¿Afectará a las telecomunicaciones?

Tanto las telecomunicaciones como los medios de comunicación se consideran indispensables, por lo que no habrá cortes  en las líneas telefónicas o de Internet. En estos momentos preservar la comunicación entre las personas es algo muy importante.

Hemos de tener en cuenta, que si bien no habrá limitaciones es posible que en algunos momentos del día o en días particulares de la semana (como por ejemplo los fines de semana) algunos servicios de videoconferencia puedan funcionar un poco más lentos de lo habitual debido a una sobrecarga de usuarios, en estos casos solo toca tener paciencia.

Una actitud positiva frente a la lucha contra el virus

Independientemente de en qué medida vaya a afectar esta nueva orden del gobierno o cómo nos afectará, lo más importante es centrarse en la ocupación y no en la preocupación. Una actitud positiva durante estos días en los que vemos nuestras libertades algo restringidas, es fundamental para seguir adelante.

Intenta tener contacto social con amigos, familiares vecinos tener este tipo de contactos hará tu carga más llevadera.

Practica ejercicio, te ayudará a mantener un buen estado de ánimo.

Hazte pequeñas concesiones, come tu plato favorito, date el placer de no hacer nada en los momentos de ocio. Intentar mantener una disciplina excesivamente severa puede ser contraproducente en muchos casos. 

Intenta llevar una rutina: tener el tiempo planificado hace que la carga psicológica del encierro sea menor y que nuestro estado emocional se mantenga estable.

Trata de aceptar nuevos retos, conseguir propósitos durante la cuarentena hará que este tiempo no haya sido perdido.