Atención telefónica

+34 910 585 585

Atención telefónica: +34 910 585 585

¿Cómo constituir una comunidad de propietarios?

Muy probablemente, si tienes que constituir una comunidad de propietarios desde cero, te asaltarán un montón de dudas y preocupaciones al respecto. Pero no te preocupes, es más sencillo de los que piensas.

Constituirla además, te resolverá de muchísimos apuros. Si en vuestro edificio no contáis con una comunidad de propietarios, cada vecino o propietario podrá tomar iniciativas que afecten al vecindario sin tener en cuenta la opinión del resto.

Por eso mismo, a continuación te damos una pequeña guía para constituir una comunidad de propietarios de forma fácil y sin complicaciones.

¿Cómo crear una comunidad de vecinos?

Te damos los pasos a seguir:

Crear los estatutos

Para empezar se debe tener en cuenta que los propietarios de un piso deben hacerse cargo también de las zonas comunes, y no solo de su propiedad. Es por ello, que se entiende que un edificio es una propiedad horizontal.

Por norma general, la división de propiedades y responsabilidades se realiza ante notario, ya que cada piso tendrá un porcentaje de participación en los elementos comunes. En esta escritura también deberán incluirse una serie de normas a seguir, conocidos como los estatutos de la comunidad.

Si dicho estatutos no se regulan de forma particular, se deberá aplicar la Ley de Propiedad Horizontal, en la que se indica las relaciones y obligaciones de los dueños de las viviendas: participar en los gastos comunes, en las obras necesarios..etc

Lo más común es que sea el promotor el que se encargue de gestionar todos estos asuntos. Pero si, este no ha sido el caso, entonces la forma de llevarlo a cabo será la siguiente:

  • Convocar una junta extraordinaria con todos los propietarios para votar por unanimidad los estatutos para la comunidad.
  • Ir a registrar dichos estatutos en el Registro de la Propiedad. De lo contrario, serán solo válidos para los propietarios actuales pero no para los del futuro.

Elaborar el acta de constitución de la comunidad de propietarios

El siguiente paso que deberemos hacer es elaborar el acta de la constitución de la comunidad. Para ello, nuevamente deberemos reunir a todos los vecinos en una junta y al promotor en caso de que existan aún espacios como pisos o trasteros vacíos.

Te indicamos los temas más importantes a tratar :

  • Nombrarse como comunidad de propietarios.
  • Acordar cada cuanto se va a realizar las juntas (anual, trimestral, semestral…)
  • Al/la presidente de la comunidad, administrador y secretario.
  • Identificar a todos los propietarios y promotor.
  • Aprobar un presupuesto inicial para hacer frente a los posibles gastos o al mantenimiento.
  • Abrir una cuenta corriente en una entidad bancaria para hacer las transacciones de la comunidad.

Legalizar el libro de actas

Tras adquirir un libro de actas (disponibles en cualquier papelería o librería) el presidente deberá guardar una instancia firmada por él o ella y depositarlo en el Registro de la Propiedad para legalizarlo.

En un plazo de 5 días todos los trámites estarán listos y se deberá ir a recoger de nuevo el libro para empezar a usarlo.

Conseguir un N.I.F

El NIF se trata del número de identificación fiscal y para poder conseguirlo el presidente deberá cumplimentar el modelo 036/037 de la Agencia Tributaria. Este formulario deberá ir junto a una copia de su DNI, su nombramiento y la escritura de división horizontal de la vivienda.

Gracias a este documento, podremos identificarnos en la administración tributaria e incluirse en todos los documentos o escritos.

Contratar un seguro

Como es normal, en las zonas comunes de un edificio corre el riesgo de que sucedan algunas incidencias. Por lo que no está demás contar con un seguro que cubra gastos o daños de cualquier tipo.

De esta manera, este seguro seguro protegerá a todos los propietarios de las eventualidades y daños que puedan ocasionarse en el edificio (o ser provocados por este) y que afecten a su totalidad y contenido, protegiendo además de los daños a terceros.

Ponte en manos de un administrador de fincas

No olvides que la mayoría de veces lo más factible es ponerse en manos de un administrador de fincas desde el principio. Una buena forma de hacerlo fácil y asegurarte que todos los trámites se realizan en orden y correctamente.

En Aresi contamos con más de 20 años dentro del sector, ofreciendo un servicio fiable y especializado en todo lo que puedas necesitar para tu comunidad. No dudes en ponerte en contacto con nosotros aquí.