Atención telefónica

+34 910 585 585

Atención telefónica: +34 910 585 585

Quiero ser administrador de fincas: requisitos.

El administrador de fincas es un profesional  que vela por el correcto funcionamiento de las comunidades de propietarios que administra.

Engloba generalmente las funciones de secretario y asistente del presidente de la comunidad. Siendo una figura muy polifacética que ofrece varios servicios.

¿Qué funciones debe hacer un administrador de fincas?

Para poder más adelante indicar cuáles son los  requisitos para ser administrador de fincas, debemos conocer primero las funciones que llevan a cabo estos profesionales del sector residencial.

Hay que tener en cuenta que el administrador de fincas es un profesional contratado por los propietarios de una comunidad para que se encargue de todos los asuntos legales, financieros y técnicos, tanto de los inmuebles rústicos, como aquellos de ámbitos urbanos. En términos generales se ocupa de mantener  la Comunidad de Propietarios y de asesorarles en lo necesario.

Por tanto, un buen administrador de fincas, realizará entre otras, las siguientes funciones:

Visitas a las comunidades que administra, para cerciorar el funcionamiento de los servicios e instalaciones.

-Preparación de circulares informativas para los propietarios en caso de ser necesarias.

Convocar,  preparar y presidir juntas ordinarias y extraordinarias en compañía del presidente/a de la comunidad.

-Búsqueda de soluciones de ahorro para la comunidad.

Gestión de incidencias, reparaciones y cambios en suministros.

Atención a los propietarios, presencial y a través de canales de información.

Control de la morosidad, preparación de recordatorios de deuda y gestión contable integral de la comunidad.

Otras funciones de un buen administrador

Además de estas funciones, un administrador de fincas organizado se encarga de todo lo necesario para que la comunidad funcione correctamente, llevando al día las cuentas y procurando la información a los vecinos. 

Otra parte importante, es la gestión de trabajos a realizar en las comunidades, los presupuestos, aceptación de los mismos y gestión de proveedores para cualquier reparación o mejora también será una función del administrador de fincas.

Además de las funciones propias que le son inherentes, muchas veces  se encarga de muchas otras cosas como la gestión de la firma electrónica de la comunidad, la ley de protección de datos y la petición de subvenciones de organismos públicos.

Requisitos para ser administrador de fincas

Existen ahora mismo dos posibilidades para llevar a cabo esta profesión:

Tener formación universitaria reglada en algunas de las siguientes ramas: Derecho, Económicas, Ciencias Políticas, Ciencias empresariales, Administración y dirección de empresas, Arquitectura, Ciencias Químicas, y otras graduaciones oficiales.

Contar con el título propio de administración de fincas, que, actualmente se imparte en 11 universidades de España. Una formación tiene un mínimo de 180 créditos aprobados y 3 años de duración. 

¿Quién puede ser administrador de fincas?

Para saber esto, debemos recurrir al artículo 13.6 de la Ley de Propiedad Horizontal donde se dice que podrá ejercer:

– Cualquier persona física con cualificación suficiente y legalmente reconocida para ejercer estas funciones. Es decir, aquellas titulaciones mencionadas anteriormente.

– También las corporaciones o personas jurídicas en los términos establecidos en el ordenamiento jurídico.

¿Puedo ser administrador sin estar colegiado? ¿Cuáles son sus ventajas?

Actualmente no existe una ley imperativa estatal que obligue a estar colegiado para poder administrar comunidades, sin embargo, se recomienda esta suscripción al colegio oficial como garantía deontológica y ética para ejercer la profesión.

Además, los colegiados se encuentran suscritos al seguro de responsabilidad que cubre cualquier daño que pueda producir al cliente mientras ejerce su cargo.

El colegio, también ofrece otras ventajas a sus miembros como por ejemplo, el asesoramiento en temas urbanísticos, formaciones en programas de gestión, asesoramiento en materia fiscal y un amplio etcétera de servicios de valor añadido.

Acceder al Colegio Profesional de Administradores de Fincas

Se debe saber que no hay solo un único Colegio oficial, sino que en España existen diferentes Colegios Profesionales de administrador de fincas. Por tanto, se debe buscar el de la zona en la que queramos inscribirnos, es decir, en la Comunidad Autónoma donde vayamos a ejercer nuestra profesión.

Requisitos administrativos

Los requerimientos más generales entre colegios son:

Una fotocopia de tu DNI.

Fotocopia del título (llevado a cabo por el Colegio al que se quiera inscribir) o un justificación de estar inscrito para la expedición del mismo.

Tres fotografías (dos de ellas serán para el Consejo General).

Una declaración jurada de no estar en inhabilitación de funciones.

Conseguir la diligencia del Colegio que certifique el alta del nuevo integrante.

Dos solicitudes en modelo oficial, ya que una de las dos será de nuevo para el Consejo General.

Requisitos económicos

De nuevo, lo más común es tener que abonar una serie de cuotas al Colegio. Las más corrientes son:

Una cuota de entrada que será diferente en cada Colegio, más la cuota de tramitación y expedición del título profesional del Consejo General.

Además de ello, se deberá tener en cuenta la cuota mensual establecida en la institución.

Por último, también es muy habitual pedir una fianza concreta  en caso de negligencia en las funciones como administrador de fincas.

La digitalización del sector

Hoy más que nunca, par ser administrador de fincas es muy valorable contar con un perfil profesional que se adapte a la transformación tecnológica y digital del sector.

De esta manera, se pretende poder satisfacer hasta a las comunidades más exigentes. Ya que, aprovechando los canales digitales se podrá dar un servicio seguro y optimizado. Por ejemplo,  agregadores financieros, plataformas de comunicación entre vecinos y proveedores, aplicaciones móviles…etc.  Cualquier avance permite incrementar la notoriedad del trabajo. 

Si estás pensando en contratar un administrador de fincas o quizá en convertirte en uno de ellos, debes saber que esta figura aporta muchos beneficios a las comunidades de propietarios si además cumple con estas características.

En Aresi lo sabemos, por eso disponemos de herramientas avanzadas para conseguir siempre los mejores resultados y la comodidad del cliente. No lo dudes y conócenos mejor en www.aresi.es