Atención telefónica
+34 910 585 585

Construcción de trasteros en la comunidad: ¿Es ilegal?

Uno de los temas más controvertidos en las comunidades de propietarios es la construcción de trasteros ¿Es legal? ¿Es ilegal? Siempre con vecinos a favor y en contra de la propuesta. No te preocupes, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el tema. 

Construcción de trasteros privados

Muchas comunidades, plantean la situación de utilizar el espacio de una zona común de uso y disfrute general para la construcción de trasteros privativos como solución a la falta de espacio. ¿Qué es necesario para hacer este tipo de obras? 

Lo primero que necesitamos para hacer una obra de esta envergadura, como es lógico es plantearlo a los demás vecinos en una junta, siendo necesario para la aprobación de la obra el voto favorable de las 3/5 partes de los propietarios, que representen a su vez las 3/5 partes de los coeficientes de participación. 

¿Qué es eso de los coeficientes de participación?

El coeficiente de participación es un tanto porcentual que se asigna a cada propietario en función de un reparto equitativo de las zonas comunes y la relación de estas con los metros de cada una de las viviendas. En función de este porcentaje se calculan los importes de cuota de comunidad que corresponden a cada vecino. 

¿Cómo se calcula este porcentaje?

Este porcentaje que se especifica en la escritura de constitución de comunidad se calcula, generalmente de forma equitativa en función de los metros de cada una de las viviendas y determina básicamente qué porcentaje de zonas comunes te corresponden y por ende, cuánto peso ejercen tus votos en las decisiones de la comunidad.

Una vez aprobada la obra, lo siguiente es dejar constancia en Acta de que se ha tomado esta decisión para validarla y que la construcción sea legal. Además será interesante solicitar varios presupuestos al administrador de fincas para poder valorar distintas opciones y precios antes de elegir una empresa que lleve a cabo la obra.

¿Qué pasa si algún vecino se niega?

Si un vecino se niega a hacer la obra, pero igualmente se alcanza la mayoría necesitada, la obra saldrá adelante. Eso sí, el vecino tendrá igualmente que firmar la cesión de espacio común (un documento donde renuncie a la parte de metros comunes empleada para la construcción que por ley le corresponde) además también estará obligado a pagar su parte de la derrama siempre que el importe no sea superior a 12 cuotas. 

Trasteros legales/ Trasteros ilegales

Seguramente habrás oído hablar de los trasteros ilegales. Pero, ¿Cuándo es o no legal la construcción de un trastero? Es muy sencillo, la diferencia radica en el consentimiento colectivo. Es decir, que si los trasteros se construyen en zonas comunes constancia por escrito en acta y con la mayoría necesaria serán totalmente legales. Mientras que, si un vecino decide construir su propio trastero sin llevar a cabo estos pasos, entonces estamos ante un trastero ilegal.

¿Cómo saber si un trastero ya construido es legal o ilegal?

Si un trastero ya está construido y quieres saber si es legal o ilegal, es muy sencillo un trastero se presume ilegal si no aparece en el documento de escritura nueva y división horizontal, o se ha hecho de forma colectiva con un acuerdo en junta. Si el trastero se construye al margen de estos dos supuestos, la comunidad puede pedir su demolición e incluso, una indemnización.

¿Qué pasa si compro un piso y existen trasteros comunes que no entran en la escritura?

Si has comprado un piso y este participó en una obra de construcción de trasteros en una zona común, te corresponde el uso y disfrute de el trastero del antiguo dueño. Solamente no tendrás derecho al usufructo del mismo, si el anterior dueño del piso se posicionó en contra y cedió su parte de zona común para la construcción de los trasteros a la comunidad. (generalmente este documento se firma como contraprestación a la exención de pago de la derrama correspondiente).

Otras obras de importancia en la comunidad

Además de los trasteros, existen otras obras en la comunidad como la construcción de piscinas que siguen el mismo proceso para su desarrollo, como es por ejemplo, la construcción de piscinas. Siempre que vayas a proponer alguna mejora en la comunidad, lo  más fácil y sencillo es consultar con el administrador de fincas. 

Un administrador de fincas es un profesional colegiado que debe estar al tanto de cualquier obra o subvención que pudiera influir positivamente en la comunidad y es muy importante disponer de uno para poder realizar muchas de las gestiones derivadas de una comunidad de propietarios: llevar la contabilidad, los seguros, contratar profesionales para cualquier obra e incluso mediar con los vecinos son algunas de las atribuciones de un administrador de fincas.

Así mismo, algunas de las obras y mejoras más actuales en cualquier comunidad de propietarios son:

  • Ajuste y resintonización de la antena colectiva en concordancia con la implantación de la tecnología 5g (puedes leer más sobre esto en el siguiente enlace)
  • Instalación de buzones inteligentes para la recepción de mercancías en la comunidad (puedes leer más sobre esto en el siguiente enlace)
  • Colocación de repartidores de costes de calefacción (puedes leer más sobre esto en el siguiente enlace)
  • Portero virtual de asistencia permanente (puedes leer más sobre esto en el siguiente enlace)

Otras dudas frecuentes

Algunas veces, no solo las obras provocan conflictos entre los propietarios de una comunidad. Existen otros muchos temas que también pueden generar controversia y que son más comunes de lo que parecen:

  • ¿Qué hacer si hay un perro peligroso en la comunidad?
  • ¿Se pueden tomar fotos o grabaciones en la comunidad? ¿Qué hacer si un vecino lo está haciendo?
  • ¿Se puede cambiar la limpieza de la escalera por el impago de cuotas de la comunidad?
  • ¿Qué hacer si hay ocupas en la comunidad?
  • ¿Qué es la firma electrónica?
  • ¿Qué es la ley de protección de datos?
  • ¿Se puede votar online en una junta?
  • ¿Puede haber una votación secreta?