Atención telefónica
+34 910 585 585

La policía podrá desalojar sin autorización judicial

Los cuerpos y fuerzas de seguridad de Baleares, podrán desalojar viviendas ocupadas de forma ilegal y delictiva sin autorización de un juez.

El gobierno de Baleares, ha permitido el desalojo instantáneo de viviendas ocupadas de forma ilegal por la policía y guardia civil, con el fin de reducir el problema social que supone este tipo de delitos. Recordando que la ocupación ilícita de un domicilio de forma forzosa supone una violación de los derechos del propietario.

Actualmente en la comunidad existe un alto porcentaje de viviendas ocupadas sin órdenes próximas de desalojo, es por esto, que, ante la inminente petición ciudadana de soluciones efectivas para solventar este problema el gobierno de Baleares a autorizado este tipo de «desalojos exprés».

A partir de ahora, cuando una vivienda sea tomada a la fuerza (entendiéndose cualquier tipo de violación del domicilio) el afectado podrá llamar a la policía o guardia civil, para que estos desalojen la vivienda de forma inmediata y devuelvan la propiedad a su legítimo morador.

Casos de vulnerabilidad.

¿Qué sucede cuando las personas que ocupan la vivienda están en riesgo de exclusión social? Si existen menores o personas en alto riesgo de vulnerabilidad social, los cuerpos de seguridad estarán obligados a informar a los servicios sociales de la zona para que tomen el control de la situación y re- alojen a estos personas, siendo este procedimiento rápido y garantizado.

Se acabaron las largas esperas

Con la ley actual, una persona que ocupa una vivienda de forma ilegal, puede llegar a permanecer en ella sin ningún tipo de represalia legal más allá de la propia denuncia por un periodo que comprende entre los 11 meses y los 6 años. Lo cual supone un gran problema para el propietario, que lejos de poder disfrutar de su vivienda tampoco puede alquilarla o venderla.

Con esta nueva ley, se prevé sentar jurisprudencia y cambiar el panorama nacional respecto a esta problemática usual y peligrosa para cualquier persona que habite su casa de forma legal y pacífica.