Atención telefónica

+34 910 585 585

Atención telefónica: +34 910 585 585

¿Instalar una salida de humos en la comunidad de propietarios?

Es innegable que tanto las chimeneas como las salidas de humos en comunidades son una tema candente. No obstante, a veces es inevitable tener que instalar una salida de humos en la comunidad de propietarios.

Entre sus principales razones se encuentran la adaptación de la caldera o la adecuación de un local en nuestro edificio o urbanización. Aún así abrir un boquete no es cuestión de coser y cantar, así que te recomendamos que ,antes de hacer nada, leas con atención qué es lo que estipula la ley sobre ello.

¿Por qué es un problema la salida de humos en la comunidad de propietarios?

A pesar de que nuestra casa o local sea una propiedad a nuestro nombre, debemos saber que cualquier salida de humo que instales va a afectar a las zonas comunes, por lo que puede provocar disputas con tus vecinos.

¿Cómo puedo instalar una salida de humos?

En este caso la respuesta nos la darán los estatutos a estos pequeños detalles. Por tanto, en ellos será donde nos aclaren las condiciones de la instalación. En principio, siguiendo los mismos al pie de la letra no tendremos problemas, aunque es muy importante que lo comuniquemos con antelación al presidente o al administrador, por supuesto.

¿Qué pasa si en los estatutos no dice nada?

Aquí es donde pueden entrar en juego los puntos calientes en nuestro vecindario. Tal y como hemos comentado antes, las salidas de humos pueden afectar a la configuración del edificio o, incluso, a su estructura.

Si no existe un acuerdo con nuestros vecinos, lo más común es acudir a los tribunales, los cuales interpretan la ley según cada caso en específico. Uno de los más extendidos es del perjuicio mínimo, en el que se considera como abuso de derecho la negación injustificada a dicha instalación si la alteración que se produce es ínfima. Por supuesto, esto debería ser demostrado.

Pero ¿Qué ocurre si se producen alteraciones de mayor envergadura? Bueno, si estos son realmente alteraciones asumibles entonces deberemos recurrir a votación de la junta sí o sí. De toda la vida, cuando se han producido cambios de configuración del edificio se ha necesitado de la unanimidad en los votos. Sin embargo, desde el 2013, la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 10.3 permite la aprobación por mayoría de 3/5 para dicha finalidad. Aún así, lo más recomendable para ir sobre seguro es siempre conseguir la unanimidad de todos los vecinos por si las moscas.

Cuando existe una alteración sustancial

Los límites de las obras dentro de un inmueble vienen anotadas en el artículo 7.1 de la LPH. Más específicamente, detalla lo relacionado con los trabajos que alteren la seguridad del edificio, su estructura, configuración o su estado externo. Al encontrarse prohibidos, es de entender que una modificación sustancial requiere de la unanimidad de la Junta.. Esto se daría en casos en los que, por ejemplo, hubiera que perforar el forjado o tirar un tubo de varios metros (alteración del estado exterior). Así que lo mejor es estar respaldado por el apoyo de tus vecinos.

Las molestias de las salida de humos en la comunidad de propietarios.

Aunque de forma oficial al seguir todos los pasos previos no deberíamos tener problemas. Si una vez que se encuentre instalada la salida de humos provoca alguna molestia a otro vecino por olores, ruidos o manchas en la ropa, te la podrían hacer quitar. Esto sería gracias a la acción de cesación del 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal.  Se trata de una acción especial  al alcance de la comunidad de propietarios y que tiene como finalidad conseguir que el Juzgado dicte una sentencia contra el infractor que le obligue al cese definitivo de esta actividad molesta. En nuestro caso la de la salida de humos.

Salidas de humos y normativa

Por último pero no menos importante, cuando vayamos a instalar una salida de humos, no solo deberemos tener luz verde de nuestro comunidad, sino también del Ayuntamiento. Por lo que para hacer estos trabajos deberemos solicitar la licencia de obras para corroborar que se va a cumplir con la normativa en construcción.

Es decir, tanto un permiso como otro deben ser imprescindibles para cubrirnos las espaldas.

Sea como sea, lo más recomendable es tener siempre a mano varias alternativas o soluciones para facilitar el acuerdo en Junta. Si la comunidad te lo niega y de verdad lo necesitas, no te olvides que la ley te ampara en casi todos los casos. Además, un administrador puede facilitarte todo el proceso legal para instalar una salida de humos en la comunidad de propietarios, así como la moderación con tus vecinos para que sea más sencillo. ¡Mucha suerte!