Atención telefónica
+34 910 585 585

Los administradores de fincas y el cierre de las zonas comunes

Tras la entrada en vigor de la permisión para la salida a la calle de menores de 14 años se plantean grandes dudas en relación a cuáles son los aspectos a tener en cuenta y cómo afecta esto a las zonas comunes de las comunidades de propietarios. A continuación con todo detalle la postura de los administradores de fincas al respecto. 

¿Cómo afecta la salida de los niños  a las zonas comunes de las comunidades de propietarios?

Muchas comunidades de propietarios tienen zonas de juego infantil, y la pregunta que nos viene a la mente al pensar en este tipo de zonas es la siguiente: ¿Puede ser una opción para estos «paseos»?

Pues bien, tal y como recomiendan los diferentes Colegios Oficiales de Administradores de Fincas de España, este tipo de zonas comunes deben de continuar cerradas, ya que además de ser un foco importante de contagio por el contacto social, las Autoridades Sanitarias no se han manifestado al respecto. 

Aunque nos encontremos en la situación de que salimos con nuestros pequeños a la urbanización y no encontramos más niños en ellas, es nuestra responsabilidad no utilizarlas de momento, pues aunque estas puedan no encontrarse precintadas es nuestra responsabilidad como padres y propietarios proteger a nuestros hijos de un posible contagio.

Los niños pueden salir a la calle

Desde el pasado domingo 26 de abril, el gobierno permite la salida de los menores de 14 años acompañados por 1 progenitor o por un cuidador para paliar los efectos del confinamiento en los más pequeños y con el ánimo de hacerles esta carga más llevadera. Por supuesto, cumpliendo una serie de requisitos para evitar un posible repunte de los casos de contagiados por COVID-19.

Las normas que deben cumplirse para poder realizar estos paseos, según el Ministerio de Sanidad, son las siguientes:

Regla de los cuatro unos:

Para simplificar de forma sencilla los requisitos que deben cumplirse para realizar estos paseos el Ministerio de Sanidad, establece estos cuatro principios:

  1. Solo podrá acompañar al menor 1 adulto. Es decir, el menor de hasta 14 años deberá salir en compañía de uno de sus progenitores o familiar directo, o en su defecto de un cuidador que pueda acreditar esta condición aunque este no conviva con el menor. Esto no significa que pueda salir 1 adulto por cada niño, en el caso de varios menores, estos solo podrán ir acompañados de 1 solo adulto. 
  2. Solo está permitida 1 salida al día, evitando además todo tipo de acercamiento social por lo que no está permitido reunirse en lugares públicos con otros padres, o juntar a varios niños en áreas de juego.
  3. La duración del paseo deberá ser de máximo 1 hora.
  4. Los paseos podrán realizarse en un área máxima de 1 km de distancia con el domicilio familiar, para calcular esta distancia podemos utilizar herramientas como Google Maps.

¿Cómo puedo medir 1 km de distancia?

Calcular una ruta de 1 kilómetro hoy en día es muy sencillo gracias a herramientas como Google Maps.  Para planificar un paseo de esta longitud lo que debemos hacer es planificar una ruta entre dos puntos. 

Primero nos situamos sobre nuestra dirección, y con el botón derecho del ratón hacemos click en «Medir la distancia» una vez hemos seleccionado esta opción, veremos que de forma automática la aplicación va calculando la distancia hacia cualquier punto que toquemos con el cursor en el mapa.

Otras medidas de precaución

Además de las restricciones preventivas de los paseos, deben aplicarse las medidas de prevención que veníamos tomando durante cualquier salida al exterior del domicilio familiar:

Lavar las manos antes y después de ir a la calle durante al menos 20 segundos con gel desinfectante o jabón.

-Portar mascarilla para evitar la expansión del virus

-Llevar guantes tanto niños como adultos, para evitar contagios por contacto con superficies infectadas.

Una buena higiene en casa y el cumplimiento de las normas publicadas por las autoridades en la materia, son indispensables para combatir este virus, todos tenemos muchas ganas de salir a la calle, pero debemos ser conscientes de que el precio a pagar por no cumplir las normas en este caso es demasiado alto para todos.