Atención telefónica
+34 910 585 585

Muchas personas no salen nunca de casa en España

Más de 100.000 personas no salen de casa nunca por problemas de discapacidad o falta de medios.

La falta de accesibilidad en muchos inmuebles hacen que en todo el país más de 100.000 personas nunca puedan salir de casa. La falta de adaptación de los edificios, la inexistencia de aparatos o sistemas elevadores y la soledad en la que viven la mayoría de estas personas hace que más de un 42% de discapacitados pasen muchos días encerrados en el domicilio sin salir.

El informe » Movilidad reducida y accesibilidad del edificio» publicado recientemente por la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) establece que, más de un 18% de los edificios de las grandes capitales no disponen de ascensor.

Las personas con movilidad reducida que además superan una cierta edad, sufren generalmente un aislamiento profundo debido a la falta de recursos para obtener ayudas sociales o acompañantes a sueldo que se preocupen por su salud emocional y por su necesidad de salir a la calle.

Teniendo en cuenta que la población de España es presumidamente envejecida y que, las ayudas públicas para este tipo de casos son limitadas, nos encontramos ante un problema muy grave que lleva a quienes lo padecen en muchos casos a sufrir problemas de ansiedad e incluso depresión.

El estudio también revela que de 2000 personas encuestadas, el 60% tiene problemas de movilidad aunque no son usuarios de sillas de ruedas, pero que, igualmente no pueden acceder a la calle por necesitar elementos de apoyo como bastones u otros y por miedo a no estar seguros sin compañía.

Otro caso diferente es el de personas con algún tipo de problema de salud que se ven coartadas en su libertad por la falta de ascensor, personas, que, aún pudiendo bajar y pasear por si mismas, se encuentran en un estado de salud inapropiado para andar subiendo y bajando escaleras diariamente.

MUCHAS DE ESTAS PERSONAS SON ABANDONADAS POR LAS COMUNIDADES DE VECINOS.

Las comunidades de propietarios, aunque obligados a realizar la instalación de un ascensor si se encuentra un persona de estas características en el edificio, muchas veces, interfieren en el proceso y lo alargan dando constantes negativas para ahorrar el gasto que supone en derrama una instalación de este tipo.

Es muy importante la concienciación y la prestación de ayudas a este tipo de colectivos a través de iniciativas urbanas como la llevada a cabo por la ong: Amigos de los mayores. La cual, ayuda a las personas mayores a estar acompañadas sea cual sea su situación juntando entre sí a personas de buen corazón que quieren regalar su tiempo y a otras que necesitan regalos así.