Atención telefónica
+34 910 585 585

Okupas en la comunidad: Qué hacer

Por desgracia, la presencia de okupas es un problema que ha ido en aumento en los últimos años. Muchas comunidades de propietarios son víctimas de este tipo de sucesos que se presentan de forma inesperada.

Además, la época de vacaciones suele ser un agravante para las ocupaciones, ya que la mayoría solemos optar por pasar un tiempo fuera de nuestra vivienda habitual.

No obstante, existe cierto desconocimiento entorno a la forma judicial de proceder para conseguir el desalojo en estas situaciones. Hay muchas dudas sobre cual es exactamente el papel de un administrador de fincas o cual es la vía legal más rápida para conseguir el desahucio.

Por tanto, a continuación te queremos explicar todo lo que necesitas saber en caso de que te suceda a ti también:

Qué hacer si entra un okupa en la comunidad

Puede que de repente un día te des cuenta que se han infiltrado okupas en tu comunidad. Lo normal es que te cause cierta preocupación, avises a tus vecinos y quieras solucionarlo lo más pronto posible. Sin embargo, primero debes tener en cuenta cuál el reglamento vigente de la ley de propiedad horizontal para estos casos.

Según el artículo 9 es obligación de cada propietario el buen mantenimiento de todas sus propiedades y evitar que perjudiquen al entorno vecinal y al resto de propietarios.

Lo que significa que será él quien tenga la responsabilidad de responder en caso de que se produzca una ocupación en su vivienda. La comunidad no puede actuar en nombre del afectado, ya que es un derecho particular y exclusivo de esa persona.

El titular tendrá que realizar la denuncia pertinente ante la comisaría de la policia nacional o, en su defecto, de la guardia civil. Hay que aportar pruebas que demuestren la propiedad del inmueble (facturas de luz o de agua, cuotas, escrituras, empadronamiento…), así como recordar que para conseguir la orden judicial se deberá esperar un periodo de varios meses.

Sin embargo, si la propiedad se trata de una segunda residencia, lo mejor es ir por la vía civil. Es decir, solicitar ir a juicio ( lo normal es una demora de entre 6 a 7 meses) y contratar a un abogado que te ayude en todo el proceso.

¿Cuándo puede actuar la comunidad?

En caso de que la acción de los okupas cause algún tipo de daño, desperfectos o ruidos dentro de las zonas comunes, la comunidad de vecinos podrá ejercer acciones legales contra los okupas.

El presidente de la comunidad, al ser el representante legal de la misma, deberá ser quien realice la denuncia ante la policía nacional o guardia civil. Para ello, es recomendable acudir con pruebas que acrediten los daños causados y testigos que puedan confirmar al autor con la finalidad de facilitar la labor de las autoridades.

¿Qué puede hacer un administrador de fincas?

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, se concluye que un administrador de fincas tampoco tiene el permiso legal para desalojar a los okupas de un inmueble. No obstante, se puede contar con él para contactar con el titular de la vivienda o hacer de mediador entre los vecinos si fuera necesario.

Solo en el caso explicado de actos vandálicos contra los elementos comunes, podrá actuar junto al presidente para denunciar los hechos y reclamar los daños que hayan sido causados.

Pisos de bancos ocupados en la comunidad

Si nos encontramos con el factor de que el propietario de la residencia es una persona jurídica ( sociedades mercantiles como bancos, empresas, asociaciones, fundaciones…etc) tenemos la misma situación que la explicada.

Debe ser la propia entidad quien lleve a cabo el proceso judicial. Sin embargo, la protección es menor en comparación con la que se ofrece a las personas individuales. Es por eso, que es importante saber que la resolución de la denuncia es algo más larga y costosa de lo normal.

Los vecinos, en estos casos, deberán tener claro que la presencia de okupas en la residencia podrá durar bastantes meses e, incluso, un par de años en algunas ocasiones.

Desalojo en 48 horas

Si te preguntas si existe algún medio o posibilidad de poder acotar el plazo de desalojo de los ocupantes, la respuesta es sí: cuando se pueda demostrar que los mismos se encuentran en el inmueble en un periodo menor de 48 horas. En ese momento, la policía podrá echarlos sin ningún tipo de orden judicial, siempre y cuando logren entrar en la vivienda.

Instalar cámaras en tu casa o comunidad

Por tanto, para ser capaces de aportar fundamentos suficientes a la hora de que se produzca una ocupación, se aconseja lo siguiente:

Tener instalado un sistema de seguridad. De esta forma, el propietario sabrá de forma inmediata cuando se ha cometida una intrusión en su residencia gracias a la alarma. En la mayoría de casos, será la propia empresa de seguridad quien dé el aviso a las autoridades.

Contar con cámaras de vigilancia. Las grabaciones pueden servir como prueba judicial y ser claves para el desalojo eficiente y rápido de los ocupas.

Aunque muchas veces no consideremos la opción de contar con nuestros propio sistema de alarma al ser un gasto extra, a la larga puede traernos grandes ventajas y un gran ahorro de tiempo y dinero en caso de ocupación. Además, la tranquilidad de saber que estamos cubiertos en este tipo de sucesos, es el mayor de los beneficios.

Si tienes más dudas sobre las ocupaciones ilegales, desde tu servicio de gestión de fincas, podrás tener a tu disposición una asesoría para estar informado en todo momento. No dudes en hacer tu consulta.