Atención telefónica
+34 910 585 585

Los tipos de okupación más comunes

Estamos en un contexto en el cual los casos de okupación se encuentran aumentando dentro del territorio nacional. Según el Ministerio de Interior, las denuncias por presencia de okupas han sufrido un incremento del 40.9% en tan sólo un periodo de 4 años.

No es de extrañar que este nuevo contexto despierte una incertidumbre colectiva respecto a las razonas que existan detrás de este tipo de sucesos. Por eso, a continuación te queremos explicar todas las clases de okupaciones que predominan en el panorama actual, así como sus motivos más predominantes para que, en caso de ser víctima de esta clases de altercados, sepas mejor cómo responder ante ellos.

¿Qué se considera como okupa?

Para poder obtener una visión generalista del problema, primero debemos saber determinar la definición de okupa y, por tanto, recurrir a la regulación penal vigente. En ella, se especifican dos tipos diferentes de okupación:

Allanamiento de morada. Se produce cuando la residencia okupada es el domicilio habitual de los propietarios, sin previo consentimiento de los mismos y quedándose allí a vivir de forma permanente o continuada. Es decir, es lo que comúnmente se conoce como okupación. (Cuando una persona vive en la casa de otra sin tener derecho).

Usurpación de la vivienda. Producida en caso de que una o varias personas se alojen en una vivienda ajena que no constituya la primera residencia de sus propietarios, sin su consentimiento y permaneciendo en la casa de forma indefinida.

Por tanto, la diferencia más determinante entre ambos conceptos sería si la vivienda es o no la residencia habitual del titular.

¿Cuándo no es okupación?

Por otro lado, debemos saber que no todo es lo que parece, puede que ciertos tipos de situaciones den lugar a confundir el término okupa. Por ello, es importante saber que debemos excluir los siguientes contextos:

1-Aquellas situaciones en que los arrendados o alquilados no paguen la renta del alquiler hasta el momento en el que se determina el deshaucio por falta de pago mediante una sentencia judicial.

2-Cuando el propietario da permiso a un tercero de residir en su inmueble, sin tener título válido para ello (alquiler, usufructo…)

Por tanto, ninguna de ambos supuestos no se encuentran contemplados ni amparados por la normativa penal.

Tipos de okupas

Aunque sí es verdad que al final el resultado suele ser el mismo para el propietario, existen muchos tipos de razonas por las cuales un inmueble particular termine siendo usurpado por terceros de forma ilegal.

A continuación, te mostramos una pequeña lista con las razones más comunes detrás de este tipo de delitos.

Okupación basada en la probreza

Normalmente llevada a cabo por personas que suelen responder a una clase social media-baja. El tipo de edificios que invaden son de un rango barato que quedan exclusivamente vacíos. Además, en estos casos se busca satisfacer la necesidad de tener una vivienda temporal mientras no puedan optar a mejores condiciones habitacionales.

Okupación «empresarial»

Es una tendencia  que, aunque exista desde hace bastantes décadas, en los últimos años está suponiendo una fuente de ingresos considerable. El objetivo es claro: conseguir una compensación económica a cambio de abandonar finalmente el piso que ha sido okupado. En estos casos, se puede hablar de un cantidad de entre 3000 a 6000 euros incluso. La cuantía es más elevada a medida que la dificultad del deshaucio se complique, ya que sus procesos se dilatan en el tiempo.

Okupación como estrategia alternativa de vivienda

En los que se busca crear una vivienda que se añada al grupo de vivienda asequibles. Por lo que, sorprendentemente vemos implicadas a personas consideradas de clase generalmente media. No existe un prototipo de vivienda en particular, encontrándonos edificios o urbanizaciones de muy buena o pésima calidad, pues la la finalidad es conseguir la rentabilidad del apartamento como vivienda barata.

Por tanto, conociendo esto y sabiendo el tipo de okupación acaecido en nuestro inmueble, podremos determinar mejor cuál es la vía legal más adecuada para enfrentarnos a este problema tan consolodidado hoy en día.

No te pierdas tampoco nuestro artículo sobre los métodos de actuación más acertados ante una situación de okupación.