Atención telefónica
+34 910 585 585

Abrir la puerta con la llave puesta: la importancia del seguro de hogar

Todos hemos sido víctimas alguna vez de las prisas y los despistes domésticos. Por ejemplo, salir de casa y dejarnos las llaves dentro o, peor aún, intentar abrir la puerta con las llaves puestas en la cerradura desde el interior.

Sin lugar a dudas, esta es una situación bastante problemática que en algún momento de nuestra vida nos podría ocurrir. Por eso, te queremos dar algunos consejos para que este tipo de sucesos te afecten lo menos posible y te encuentres preparado para la ocasión. No te lo pierdas y toma nota para cuando te suceda:

Me he dejado las llaves puestas ¿Ahora qué?

Estar hablando por teléfono, llegar tarde al trabajo, tener una cita muy importante…Pueden haber múltiples razones por las que tengas un despiste y cierres la puerta con las llaves puestas. Una vez que lo has hecho ¿Qué puedes hacer?

Una situación de emergencia

Algunas veces la situación es realmente crítica, quizá hayas dejado el grifo abierto, el aire acondicionado o, incluso, tu hijo pequeño se haya quedado encerrado a altas horas de la noche . En estos casos, hay poco tiempo para actuar por lo que puedes recurrir a algunas soluciones rápidas como la de usar una tarjeta, una radiografía o intentar acceder desde el patio de tu vecino si vives en una planta baja.

No obstante, este tipo de trucos no suelen surtir mucho efecto en la gran mayoría de casos. Por ello, se deben tener en cuenta otras alternativas más seguras y fiables.

Cerrajerías de urgencia

Lo primero que se te viene a la cabeza si quieres abrir tu puerta en un horario comprometido, es llamar a una cerrajería con disponibilidad 24 horas. Este tipo de servicios suelen ser bastante útiles porque pueden atender tu problema, sea cuando sea, para que no tengas que quedarte en la calle o dormir en un hotel.

Sus servicios son bastante completos porque pueden ofrecerte una gran gama de soluciones en un tiempo relativamente rápido, consiguiendo la apertura de puertas o cambiando directamente la cerradura en caso de ser necesario.

No obstante, dependiendo de la hora o del día, este tipo de servicios pueden tener un coste algo más elevado que los que tienen un horario normal y ya preestablecido. Por esta razón, no es la opción favorita para todo el mundo.

Por qué tener un buen seguro de hogar

Otra opción factible para conseguir las mismas prestaciones de una cerrajería pero sin mayor coste añadido es a través de un seguro de hogar. Si tienes un buena póliza podrás recurrir a ellos para que tengas cubierto el servicio sin grandes quebraduras de cabeza. No importa a que hora sea, ni el momento.

Tu casa segura

Asimismo, contar con este tipo de seguros hará que puedas tener también a mano otras clases de ventajas que quizá no conocías: servicios de bricolaje, reparaciones de electrodomésticos, protección para tus mascotas o, incluso, asistencia informática en caso de que necesites recuperación de datos o copias de seguridad en tus dispositivos.

Suponiendo, sin lugar a dudas, un gran ahorro económico en la asistencia de múltiples imprevistos que a veces pueden ocurrir de forma inevitable en el entorno de nuestro hogar.

Un administrador de fincas colegiado es la solución.

Si no sabes bien cómo gestionar o a quién contactar para poder abrir la puerta de tu casa en caso de emergencia, no te preocupes. Siempre puedes delegar la responsabilidad en un administrador de fincas colegiado.

De esta forma, tendrás a tu disposición un servicio de ayuda, ofreciéndote una comparativa de las mejores alternativas gracias a su lista de contactos certificados de cerrajería, que te facilitarán soluciones inmediatas y con un precio de prestación más económico. Dándote un servicio totalmente personalizado, adaptado a tus necesidades del momento.

La importancia de escoger un servicio colegiado reside en las ventajas de contar con profesionales adscritos al colegio de administradores de fincas. Por lo que suele suponer la mejor de las soluciones.