Atención telefónica
+34 910 585 585

¿Eres el presidente de tu comunidad?

¿Te ha tocado ser el presidente de tu comunidad y no sabes por dónde empezar? No te preocupes, te contamos un poco de qué va la cosa.

El funcionamiento de una comunidad es colaborativo y para que todo funcione bien, existen unos roles encargados de su administración entre los cuales se encuentra la figura del presidente de la comunidad.

¿De qué se encarga exactamente el presidente de la comunidad?

El presidente representa legalmente a la comunidad de propietarios y es quien tiene potestad para celebrar contratos en nombre de ésta (para contratar empleados y servicios) Además de ser quien tiene que firmar la documentación necesaria frente a los organismos públicos, convocar las juntas de vecinos y hacer cumplir los acuerdos que se han recogido en las actas de estas reuniones.

Además, si lo comunidad no tiene un administrador de fincas, tendrá que encargarse de las incidencias, los seguros de la comunidad, las inspecciones periódicas del edificio, la gestión de firma electrónica y adaptación de ley de protección de datos. Así como también, de llevar la contabilidad de la cuenta de la comunidad y controlar sus gastos e ingresos.

Otra de las tareas importantes del presidente de la comunidad en ausencia del administrador de fincas, es gestionar la liquidación de los impuestos de la comunidad en los casos que esta necesite declarar a hacienda: cuando hay beneficios por arrendamiento o enajenación de elementos comunes, si ha recibido alguna subvención o si ha realizado operaciones con profesionales por valor superior a 3001€. En este caso, el presidente deberá rellenar el modelo correspondiente para cada caso, o la comunidad podrá enfrentarse a sanciones administrativas por incumplimiento de obligaciones fiscales.

La figura del presidente no supone un trabajo remunerado y es indelegable, esto quiere decir que, no puede ser rechazada ni traspasada a otra persona distinta. Generalmente, se hace un sorteo entre los propietarios y cada uno de ellos asume las funciones por un año natural de forma correlativa.

¿Qué hacer si eres presidente y no puedes encargarte de todas estas cosas? Hoy en día, existen muy pocas comunidades que no cuenten con un administrador de fincas (profesional colegiado que se dedica a realizar estas tareas por cuenta ajena) es importante elegir siempre una empresa seria y con experiencia en el sector, para evitar problemas en el futuro.

Un administrador de fincas, supone un gasto ínfimo por vecino y una gran solución para la comunidad, actualmente muy pocas personas disponen del tiempo libre necesario para ocuparse del grueso de tareas que compone la administración de una comunidad.