Atención telefónica
+34 910 585 585

Repartidores de costes de calefacción: ¿Son obligatorios?

Seguramente, habrás oído hablar de los tan famosos repartidores de costes de sistemas de calefacción. Unos aparatos que permiten en primera instancia llevar un control personalizado de los gastos individuales y los cuales, no queda muy claro si son obligatorios. 

Para saber un poco más sobre la legislación, cómo funcionan y qué beneficios pueden tener, te explicamos todo lo relativo al tema.

¿Son obligatorios los repartidores de costes?

Actualmente, la respuesta es clara: no, los repartidores de costes no son obligatorios actualmente aunque si está previsto que comiencen a serlo en un futuro. Por eso mismo, es necesario estar preparado e informado sobre el asunto.

¿Cómo funcionan los repartidores de costes?

Los repartidores de costes son unos dispositivos electrónicos muy sencillos y de fácil instalación que se colocan en los radiadores de calefacción central. Una vez colocados, comienzan a medir el consumo de cada radiador.

Esto es posible, gracias a que estos dispositivos tienen dos sensores uno que mide la temperatura de la habitación en la que se encuentra y otro que mide la temperatura a la que está el radiador, midiendo el consumo por la diferencia que existe entre estos dos datos.

Poder medir el consumo de cada una de las viviendas es interesante para poder realizar un reparto equitativo de los consumos de luz por calefacción del mismo modo que actualmente ya se hace con los contadores de agua.

Calefacción central en la comunidad

La mayoría de comunidades de lugares en los que hace frío, tienen sistemas de calefacción central por radiadores que de alguna forma, obligan a tener un conjunto uniforme de gasto sin tener en cuenta las condiciones particulares de cada uno de los propietarios.

Esto hace que los repartidores de costes cobren un papel fundamental en el reparto de los costes. Pero, ¿Se pueden instalar en cualquier caso? ¿Es esta la solución definitiva?

Pues la realidad es que no, existen dos tipos de calefacciones actualmente:

1.- Calefacción en columna: Es un tipo de calefacción que une los radiadores de cada uno de los pisos por bloques (los del primer piso, los del segundo piso, etc) arrojando un solo dato de consumo de todos ellos. Es el tipo de calefacción más común en España. 

2.- Calefacción por anillo: Cada radiador es independiente y tienen una única entrada y salida de agua, por lo que la lectura individual de los costes de las viviendas es posible.

En el caso de la calefacción por anillo, se puede llegar a tener una estimación del coste que genera cada radiador, pues son independientes. Sin embargo, en el caso de la calefacción por columnas (60% de las instalaciones en España) es totalmente imposible repartir el consumo de forma individualizada y prevenir el malgasto de energía. Es por esto, que se hacen necesarios los repartidores de costes porque son la única herramienta capaz de medir y controlar el consumo individual de este tipo de instalaciones.

Normativa europea de eficiencia energética 2012/27/UE

Actualmente, existe una normativa europea que vela por la eficiencia energética de las comunidades de propietarios para fomentar el uso de energías renovables y restringir por otra parte el malgasto de energía.

Con la instalación de repartidores de costes un domicilio, es capaz de ahorrar solo en un año alrededor de un 20-30% en el consumo de energía a través del establecimiento de temperaturas máximas de confort o simplemente, cerrado la llave de paso del calentador de forma manual cuando este ha llegado a la temperatura deseada. 

Este ahorro puede suponer económicamente alrededor de 300 euros por hogar si se acompaña de una válvula térmica (las válvulas que nos permiten aumentar o reducir la temperatura de los radiadores).

Simplemente pudiendo saber cuál es nuestro consumo y controlando la temperatura el ahorro es muy considerable.

Otras formas de ahorrar.- Los contadores inteligentes.

Si no tienes calefacción central, pero quieres ahorrar en el consumo de energía, existen otras opciones:

1.- Aprovechamiento de los recursos naturales: Si tienes una casa relativamente eficiente a nivel energético puedes utilizar la orientación de los muebles para ahorrar en horas de iluminación artificial o en sistemas de secado electrónico de ropa. Trata de orientar el tendedero a la parte que más sol reciba de la casa y no utilices persianas o toldos de forma innecesaria.

2.- Los contadores inteligentes: Muchas empresas de energía permiten medir el consumo minuto a minuto y de forma telemática que hacemos en nuestra casa. Con estos datos, podemos plantear medidas de ahorro a medida o mejorar la eficiencia de los electrodomésticos que utilizamos si estos están aumentando nuestro consumo.

3.- Tarifas horarias.- Una vez que ya conocemos el consumo detallado por horas, podemos contratar una tarifa específica reducida que nos cubra el consumo de las horas en las que vamos a realizar un mayor consumo dentro del hogar, de esta manera no solo tendremos una mayor disposición económica, si no que, también estaremos contribuyendo al ahorro de energía. 

4.- Aire acondicionado.- Trata de comprar aires acondicionados inteligentes y programables para evitar dejarlos toda la noche en marcha, procura además, renovar los equipos si no son eficientes a nivel energético. Un gasto a tiempo, es una inversión de futuro.

Una comunidad sostenible

El futuro es sin lugar a dudas verde, llevar un buen mantenimiento del edificio, utilizar lámparas de ahorro, reciclar de forma conjunta e incluso, instalar sistemas de calefacción basados en energías renovables (como por ejemplo las placas solares) son algunas de las soluciones futuras que se plantean para el ahorro en las comunidades de propietarios. 

Si tienes un administrador de fincas, pregunta por soluciones de ahorro, una pequeña reducción de los costes puede suponer mejoras para la comunidad que incrementen  el valor de cada una de las casas. Actualmente, este tipo de soluciones están a la orden del día y son cada vez más comunes los profesionales dedicados a ofrecer soluciones responsables con el medio ambiente.

Reducir, Reutilizar y Reciclar

El ahorro no solo debe aplicarse a las comunidades de propietarios, cada uno somos responsables de cumplir esta sencilla regla en nuestras casas que nos ayudará a tener un futuro mucho más sostenible y verde para todos.